Ser pesimista modifica el ADN y causa enfermedad

Cada vez más hay evidencia científica de la conexión entre cuerpo y mente o cuerpo y ambiente. Así lo afirma Elizabeth Blackburn, ganadora de un Nobel en Medicina en 2009 por sus investigaciones en telómeros una parte que compone el ADN: “Son como el remate del cordón de un zapato, que lo protege de deshilacharse” “Cuando se desgasta, la muerte es inminente”

Lo que la científica descubrió que este efecto que se creía irreversible podía modificarse o ralentizarlo a través de formas de pensamientos positivos o entornos saludables. Es decir que el envejecimiento no está determinado por los genes.

La científica destaca que hay una relación directa entre la longitud del biomarcador y enfermedad, comprobado en estudios realizados con pacientes con cáncer, enfermedades coronarias y mortalidad en general.

Cuanto más daño se acumule, más se acortan y esto repercute en la longevidad o en el proceso de aceleración de una enfermedad.
El estudio marca que el entorno donde la persona se desenvuelve o el estilo de vida que lleve tiene un impacto a nivel celular.

En las investigaciones descubrieron que tenían telómeros más cortos

*Cuidadores de enfermos crónicos.

*Madres con alto índice de estrés.

*Personas sometidas a situaciones de abuso.

*Personas pesimistas.

*Tabaquismo y obesidad.

*Sedentarismo.

*Contaminación.

¿Y sabes que proponen?

*Meditar.

*Visualizar.

*Ejercicio.

*Comida sana.

CONCLUSIÓN:

Si tienes hábitos de vida saludable, vives en un entorno armonioso, rodeado de personas positivas y cuidando tus pensamientos, contribuyes a que tus hijos tengan una vida más larga, porque un óvulo y un esperma, son células germinales que contienen telómeros y en la concepción se empieza a programar el envejecimiento o los programas de enfermedad de las futuras generaciones.

Como dice el Dr. Bruce Lipton » Los pesamientos cura más que los medicamentos»

2 Comentarios

  • Angeles Pellitero Alvarez dice:

    Es apasionante sentir que, en una medida importante, nuestra salud y envejecimiento lo marcamos nosotros.
    Y lo que se nos escapa de nuestra consciencia se puede trabajar, eliminando la energía discordante que traemos de nuestro árbol.
    Hemos venido a crecer y a ser felices.

    • admin dice:

      Estamos en una etapa de apertura y conexión con lo que verdaderamente somos, con todas las técnicas que tenemos a nuestra disposición y el avance en las distintas áreas, incluidas las científicas, se abre un nuevo universo de posibilidades para sanar, evolucionar y ser feliz. Gracias por tu comentario y por seguirnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× ¿Cómo puedo ayudarte?